Clase de:

"Tratamiento del Asmático"

 

Objetivos Terapéuticos:

El segundo panel de expertos recomienda realizar un monitoreo periódico del paciente para asegurar que los objetivos del tratamiento se están cumpliendo. Estos objetivos deben ser:

  • Prevenir sintomas crónicos y problemáticos tales como tos y disnea, en las noches, en las mañanas y después del ejercicio.


  • Mantener una función pulmonar cercana a la normal.


  • Mantener niveles de actividad normal (incluyendo el ejercicio)


  • Prevenir las exacerbaciones recurrentes y minimizar las entradas al servicio de urgencias y las hospitalizaciones.


  • Proporcionar una farmacoterapia óptima con efectos secundarios mínimos o ausentes.


  • Cumplir las expectativas de los pacientes y sus familiares en cuanto a la satisfacción con el tratamiento.



Tratamiento no farmacológico:

Se ha demostrado que los alérgenos o irritantes inhalados aumentan los síntomas de los pacientes asmáticos y pueden precipitar exacerbaciones.

Dentro de estos agentes se encientran: el pelo de las máscotas, los ácaros, el polvo casero, el moho, el polen, el pasto, el humo del cigarrillo y algunos irritantes industriales.

Por esta razón es necesario implementar medidas de control no farmacológicas que frenen este ciclo. Dentro de estas medidas están:

  • Identificar en la medida de lo posible el alergeno que desencadena la crisis asmática o empeora los síntomas


  • Evitar la exposición al humo del tabaco y a los alergenos a los cuales se ha identificado que el paciente es sensible.


  • Se deben evitar las mascotas en la medida de lo posible. En caso de que no se pueda hacer esto, se debe al menos mantenerlas fuera del cuarto del paciente asmático, mantener las puertas cerradas y remover los tapetes que puedan contener el pelo de la mascota


  • Es necesario limpiar y aspirar frecuentemente el cuarto del paciente asmático para evitar el polvo casero; asi mismo se deben lavar frecuentemente las sabanas y el colchón para evitar los ácaros.



Manejo de entidades concomitantes:

El manejo de enfermedades concomitantes tales como rinitis, sinusitis y reflujo gastroesofágico, requieren de manejo farmacológico y se constituyen en parte del manejo integral de la enfermedad. El uso de glucocorticoides nasales se usa para tratar la rinitis crónica y el asma persistente. Así mismo los antibióticos están indicados en sinusitis bacteriana.

Cuando un paciente asmático se queja de Pirosis, debe pensarse inmediatamente en reflujo gastroesofágico. Esta enfermedad debe sospecharse cuando el paciente presenta episodios asmáticos principalmente en las noches.

Si un paciente asmático se controla pobremente con la medicación adecuada, se deben realizar estudios de reflujo así el paciente no refiera síntomas relacionados.


Tratamiento Farmacológico del Asma:

En las páginas siguientes usted empezará a revisar los diversos grupos de medicamentos que se utilizan para el tratamiento a corto y largo plazo del asma. Al final de esa revisión encontrará los protocolos que se recomiendan según la severidad de la enfermedad.


Continuación

 

 


Retornar a la página Principal